Entrevista con: Slægt


Slægt
Fecha de la publicación: Lunes 30.10.17
Comparte este enlace en: Separator
Una fluctuación entre la Vida y la Muerte – Entrevista con Slægt

Al tener ya algo de experiencia, me resulta extraño descubrir un grupo nuevo y sentirme tan entusiasmado con él como lo estoy con los daneses Slægt. Este cuarteto, os lo digo sin exagerar, es una de las mejores cosas que ha llegado del rojo y blanco norte del continente desde Mercyful Fate y King Diamond (y el hecho de que esté dispuesto a publicar esta afirmación debería demostrar lo en serio que voy).

Con una mezcla de Black Metal, Heavy Metal y composiciones rollo mago de las seis cuerdas a lo old school, el grupo no suena como otro que se me pueda ocurrir (está claro que estoy idiota, así que es no implica tanto como me gustaría que hiciera). Aunque la descripción que os he dado es cómo los veo personalmente, que ello no os haga pensar que esta banda es una de las infinitas asesinas del Black/Thrash/Heavy que son tan populares en la actualidad. El grupo es cortante, preciso, y de verdad, con “Domus Mysterium”, han demostrado que son únicos.

Oskar, cantante y principal compositor, ha respondido a algunas preguntas para Friedhof.
 
Autor: Benek A.
Traducción: Clara A.
Separator

Benek A.Domus Mysterium” salió hace unos dos meses, ¿cómo te sientes?

Oskar Muy bien, lo hicimos lo mejor que pudimos en ese momento. Tanto al escribir la música como al grabarla. Creo que es un disco muy potente, claro que cuando eres quien está detrás nunca estás satisfecho al 100%. Pero te da ese impulso para continuar y hacerlo incluso mejor la próxima vez, pero aparte de eso estamos muy contentos de verdad. También nos está yendo bien con las ventas y los sellos.

Benek A. Teniendo en cuenta que evidentemente es distinto de “Ildsvanger” no preguntaré en qué se diferencia, sino cómo desarrollaste el sonido hacia esta dirección. ¿Fue algo gradual y luego repentino? ¿Te diste cuenta de que tenías algo? Por curiosidad, ¿qué significa el título?

Oskar Significa embarazado de fuego. "Ild" significa fuego y "svanger" es una antigua palabra danesa para estar embarazado. Creo que musicalmente nos desarrollamos de forma natural desde este punto. Como que, de algún modo, ocurrió. Al principio solo estaba yo, porque no conocía la gente adecuada a la que implicar en el proyecto. Entonces conocí a Adam, el batería, le pregunté si querría ayudarme en el debut, y después, de alguna manera, lo dejamos. Posteriormente algunos amigos dijeron que deberíamos tocar en directo y formar un grupo, así que lo hicimos, y de repente vi nuevas oportunidades. Podía proyectar material a estas personas que quizás mis propias capacidades técnicas no podían lograr, y eso me inspiró de una forma nueva. Los riffs y lo demás para “The Beautiful and Damned” empezaron a surgir. Tenía conmigo músicos geniales que eran como “hagámoslo”.

Benek A. ¿De qué manera dirías que te han impactado? Entiendo que de forma técnica, pero más profundamente.

Oskar La verdad es que nunca había pensado en ello. Aparte del aspecto musical, ¿entiendes? Cuando concibes toda la música tú solo, puedes tener una visión muy clara de ella. Tienes un entendimiento inmediato. Únicamente la limitas tú, pero cuando empezamos a hacer las canciones de “The Beautiful and Damned”, quedaba con los demás y tenía un montón de ideas. Ideas muy formadas de cómo deberían ser las canciones, pero con otras personas también hay otros ojos, y a veces ellos ven y oyen cosas que tú no. A veces ellos ven las cosas perfectas que tú no. A veces insisto en hacer las cosas a mi manera, pero todas las aportaciones son buenas y acertadas. Aparte de eso, he hecho nuevos amigos. No conocía a estas personas de verdad antes de empezar a tocar juntos.

Benek A. Ohhh, ¡qué romántico!

Oskar (ríe) ¡Sí, mucho!

Benek A. Así que ”Domus Mysterium”, si el Traductor de Google no me engaña, quiere decir ”Misterio de Casa” (casa en el sentido de familia, estirpe). ¿De qué casa se habla? ¿Qué significa?

Oskar A lo mejor sí, no sé nada de latín. Es mi traducción mala de una idea que cogí de una canción de Leonard Cohen. La que se llama “Seems So Long Ago Nancy”. Esa en la que hay una chica que se llama Nancy y su hija muere, está en la casa del misterio. Por lo que yo entiendo, mi interpretación es que murió y se dedica a “encontrar” a su familia en la casa del misterio. La forma de la que lo vi fue como “vale, esta cosa de la casa del misterio es probablemente la muerte o el otro lado”. Es una descripción bastante buena. Aunque teníamos unas pocas canciones en el álbum que empezaban con “the”, como “The Tower”, “The Eye of the Devil” y también “The House of Mystery”. Así que las metí todas en el Traductor de Google, y “Domus Mysterium” era la que más molaba. Además de que hace un poco de referencia a Mayhem.

Benek A. ¿Cuáles son algunas de las temáticas de las letras del álbum? ¿Cuáles son tus reflexiones personales sobre esta Casa del Misterio?

Oskar Para mí es sobre todo un sentimiento. He tenido algunos momentos de lucidez en los que pensaba que así es cómo sería. Es muy difícil de expresar con palabras, porque son sensaciones del estómago. La muerte, el otro lado, es todo lo que no sabemos y no podemos ver. Sin ello tampoco habría vida, es un conflicto de dentro y fuera. Quién sabe, a lo mejor estamos muertos ahora mismo y el otro lado es la vida de verdad. Es encender y apagar, entras y sales. Desde el primer día, cuando miro hacia atrás, todas las canciones que he escrito hablan de las mismas cosas. Bien de anhelar algo que no puedes tener o no puedes lograr, o si no de un deseo de trascender o pasar al siguiente nivel. La muerte siendo el último nivel. Tiene mucho sentido. Pero habiendo dicho esto, también es una forma de mirarlo bastante melancólica. Creo que soy propenso a tener una concepción del mundo como de Townes Vand Zandt, por si le conoces. Es un cantante/compositor americano. Muchas de sus canciones son tristes o tristes, y existe una entrevista suya grabada al principio de los 90 en Holanda en la que precisamente le preguntan sobre estas cuestiones.

Benek A. Dijiste trascendencia, y ese es un tema que creo que está, en cierta forma, muy extendido en el Black Metal, ese deseo.

Oskar Lo es, y debería hablar sobre un montón del Black Metal, ¿entiendes? El Black Metal no es un estilo, no es un estilo de guitarra o una estética, es un modo de pensar. Es una actitud. Hay una entrevista de Morgan de Marduk en la que dice que “si fuera Saxon, cantando sobre las mismas cosas, serían en cierta forma un grupo de Black Metal”. Por supuesto que se definió al principio de los 90, y puedes relacionarle un sonido hasta cierto punto, pero todas las grabaciones de comienzos de los 90 no serían tan mágicas si no tuvieran esa actitud.

Benek A. ¿Soy yo o está relacionado temáticamente con “The Beautiful and Damned”?

Oskar Sí, lo está, pero como he dicho antes “The Beautiful and Damned” también está relacionado con “Ildsvanger”, y todo está conectado desde la primera demo. Hay una línea roja todo el rato, al menos para mí. Lo que intento decir y expresar ahora con las letras es más o menos lo mismo que al principio. Pero el número y la variedad de herramientas han crecido, siento que he mejorado en cómo expresar lo que tengo que decir. Pero no quiero controlar tanto la música, para mí es más importante dejar que fluya y después convertirla en la mejor música que puedas. Percibo lo que hacemos como si recibiéramos señales de radio de un sitio raro, ¿entiendes? Después intentamos analizarlo, usarlo y darle significado de una forma más mundana sin perder la chispa original.

Benek A. ¿Qué quiere decir el símbolo de la portada?

Oskar Es un símbolo llamado el Ojo del Diablo. Cuando lo hice me pareció un ojo, sobre todo si pones dos juntos, uno al lado del otro. En realidad, viene de una película sueca para niños. Está basada en un libro de Astrid Lindgren. Escribió un libro llamado “Los hermanos Corazón de León”, del que después se hizo una película para la TV. Trata de dos hermanos que tienen una conexión muy fuerte, después los dos mueren y viven en un bonito mundo que se llama Nandiala. Ahí hay un tirano malvado llamado Tenkil, que marca con una varilla ardiente a cualquiera que se oponga a sus deseos. Cogí su símbolo y me puse a hacer el gilipollas con Photoshop, y de ahí salió nuestro símbolo. Pensé que estaba bien, así que pensé “a tomar por culo, vamos a utilizarlo”. El plan nunca fue escribir nuestro nombre en un álbum ni nada, solo tener este símbolo y que la gente nos reconociera con él. Tendrán el nombre del grupo en su cabeza.

Benek A. Por curiosidad, en el último disco y EP empezasteis a cantar en inglés en vez de danés, ¿por qué?

Oskar Sencillamente porque quería desafiarme a mí mismo como letrista. Creo que me expreso mejor en mi lengua nativa, el danés, pero hay dos cosas: primero de todo, quería ver si era capaz de hacerlo. Quería ver si podía montar algo que tuviera sentido. Segundo, el danés no es un idioma muy bueno para un vocalista, ya que muchas palabras se cierran al final. La respiración termina justo al final de una frase. A veces quieres mantener la palabra al final de la frase para acentuarla. No es posible con tantas palabras danesas, cantar es absolutamente horrible. Así que ese es otro motivo.

Benek A. ¿En qué se diferenció el proceso de elaboración, comparándolo con “Ildsvanger”?

Oskar Ildsvanger” era solo yo, y cuando estaba hecho, estaba hecho, ¿entiendes? En “The Beautiful and Damned” la mayor parte de la música era mía, casi la totalidad. Cuando quedo con los otros les doy instrucciones, tipo ideas generales – les doy cosas que ya están como acabadas, pero estoy siempre abierto. Si les doy algo y ellos me dan algo a cambio, y es mejor que mi idea original, entonces vamos con ello. Intento tener la menor cantidad posible de ego involucrado cuando escribimos canciones. Lo más importante es escribir canciones muy, muy buenas. En general no me importa a quién se lo ocurren las ideas. Aunque aquí también había canciones que eran mías en su mayoría, como la canción que da título, otras son colaboraciones. Algunos de los riffs son míos y otros son de los demás, ahora incluso todo es más colaborativo. Se está desarrollando en esa dirección.

Actualmente, nuestro otro guitarrista (Anders M. Jørgensen) está que se sale, así que venimos a los ensayos y él en cierto modo nos guía. Tiene una canción casi terminada, es muy impresionante y sus ideas son increíbles. Cuando llego ahora con las ideas, en la actualidad, tengo un montón de ideas y son algo toscas. Solo digo “vamos a hacer una canción con esto”.
 

Benek A. Como escritor, ¿estás más influenciado por el Black Metal o por el Heavy Metal? ¿O un poco de los dos? ¿Crees que la música se perfilaría así incluso si estuvieras trabajando solo?

Oskar No tengo ni idea, no tengo ni puta idea. Desde el primer día lo más importante era hacer música buena. Cuando me siento con la guitarra, sale Metal, por una u otra razón. Si hubiera sido otra cosa, también me parecería bien. Nosotros escuchamos un montón de música cosas de los Balcanes, música medieval, al puto 2Pac cuando estamos de camino a bolos. Así que las influencias son muy diversas y no sé quién lo aporta. Si soy sincero no me considero un “Metalhead”, nunca me importaron la “cultura” o la “escena”. No es lo mío.

Benek A. ¿Algo que anunciar? ¿Planes para el futuro inmediato?

Oskar Nada por ahora, estamos trabajando en algunas cosas, ¡y esperemos que sean muy buenas!


Próximos eventos

Últimas entrevistas

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2017 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.