Entrevista con: Mayhem / Attila Csihar


Mayhem
Fecha de la publicación: Lunes 21.08.17
Comparte este enlace en: Separator
Una vida extrema – Attila Csihar en sus propias palabras

Siendo completamente sincero, a lo largo de mis seis años de carrera nunca he tenido que entrevistar a alguien tan complicado como Attila Csihar. No por su carácter, en absoluto: es uno de los hombres más simpáticos con los que he tenido el gusto de hablar. Su trayectoria profesional está tan llena de obras maestras y de piezas clave del género que es muy difícil saber por dónde empezar. Teniendo eso en mente, y sabiendo que muy probablemente iba a balbucear como un idiota por la emoción y los nervios, decidí centrarme en Mayhem. Pero Mayhem no es el único grupo que puede hacer las cosas de otra forma. En vez de una entrevista en formato pregunta-respuesta habitual, Attila y yo hicimos algo diferente. Le di preguntas guía, amplias y muy generales, y así pudo explayarse y abarcar muchos más temas que si hubiera tenido que cortarle cada dos segundos con una pregunta nueva. Dicho esto, quiero agradecer a Attila que me llevara en esta aventura, y espero que a todos os gusten los resultados.

Entrevista conducida entre Benek (Friedhof Magazine) y Attila Csihar (Mayhem)
Traducida por Fernando G.
Separator

Sobre tocar "De Mysteriis" entero y Mayhem – 30 años de arte extremo y autodestrucción.

Attila Csihar Nos está yendo muy bien, con buenos resultados, y parece que la gente en general lo aprecia. Lo estamos haciendo de momento en Europa, y parece que sigue interesando por Europa entera y aún más en Estados Unidos, ¡así que está lejos de acabarse! Vamos a seguir tocando este disco y todo lo demás, va a seguir sonando en un montón de conciertos que vienen ahora.

Es un disco antiguo que tiene cerca de 30 años (lo compusimos a principios de los 90), y toda la historia que rodea al disco lo hace importante no sólo para nosotros, porque nos afecta, sino para toda la escena de una forma u otra. Es un disco importante. Nunca hablamos de tocarlo y no lo habíamos planeado; sinceramente, la idea surgió sin más. Estábamos tocando en un festival en Suecia y el promotor nos dijo: «¿y si tocáis el disco entero?». Y dijimos, ¿por qué no?

Mayhem es un poco espontáneo, lo tocamos sin más y a la gente le encantó y toda esa mierda, así que un concierto se convirtió en dos, luego en cuatro, y así. Es jodidamente mágico, sabes, la sensación aquella primera noche fue tan fuerte. Es también la formación del grupo, ahora es más estable y a lo mejor estamos en mejores condiciones para tocarlo, así que por muchas putas razones a la gente le encantó. Hemos conseguido lanzar ese primer concierto como álbum en vivo, y es la primera vez que tocamos el disco de principio a fin. Ni siquiera se planeó que hubiera una gira en su día. Pero había tanto interés que dijimos, ¿por qué no?

¡Nos acordamos de todo! ¡Es jodidamente importante! De alguna forma ahora sentíamos que era el momento adecuado. De hecho, yo no sentía que estuviera bien del todo, pero me dejé llevar; al final me dio igual, a la gente le gusta y cada vez viene más público a nuestros conciertos. Ni lo movimos ni lo planeamos porque así funciona Mayhem, ¡nos la suda! Nos importan una mierda las estrategias de marketing mainstream y lo que la gente espere de nosotros (no lo van a conseguir). No planeamos nada y todo es espontáneo. Vivimos caóticamente. A veces está bien, y otras no tanto. No somos Metallica, pero aquí estamos. No tenemos un equipo de managers, somos nosotros, y eso es todo. Justo ahora tenemos un manager de producción bastante bueno y un equipo muy sólido, así que tengo que decir que trabajamos con gente estupenda. Pero de todas formas no es fácil trabajar con nosotros. Es lo que es. Somos bastante dispersos, por así decirlo. Es una locura, pero me encanta. Es por lo que te encanta, por lo que la gente se queda y les engancha esta magia.

Somos un grupo autodestructivo. A veces hacemos estupideces, nos peleamos entre miembros de la banda. A veces nos queremos. Es tan extremo. Vamos subiendo poco a poco con los años; no subimos al cielo en un cohete pero a la gente le gustan nuestros shows. Les encanta.

Sobre el mundo, el esoterismo y el espiritismo: invocar y manifestar a los muertos.

Attila Csihar Todo lo que digo al hablar del espiritismo es que pienso cada noche en las personas que nos han dejado. Cada noche. Les invito cada noche. Tiene una cierta profundidad, por supuesto, pero ahora sólo estoy hablando de lo superficial, por lo que no es tan fácil tocar este tema, mantener y manifestar el espíritu del que hablo. Al mismo tiempo es un reto, ya que muchas de esas personas ya no están con nosotros. Siento como que siempre deberé ser un puente espacio-temporal para traerlos.

Aunque, en cierto modo, no creo en eso. Es tan solo una concepción de nuestra mente (el espacio, el tiempo, las dimensiones). Si lees sobre física, dimensiones múltiples, realidades paralelas, agujeros de gusano en el espacio-tiempo, ¡todo sobre lo que hablamos existe! No son sólo putos cuentos de hadas. Las dimensiones, el más allá y el mal también, estas otras entidades dimensionales. Pero ahora son cuentos de hadas, ¿verdad? Eso es lo que se nos enseña, lo que se enseña en el colegio. Pero mira lo que pasa en lo más alto del mundo, en las sociedades secretas. ¿En qué están metidos los líderes mundiales? ¿De qué van? ¿Cuentos de hadas? ¿Crees que tienen tiempo para cuentos de hadas? Y todo va a salir, toda esta mierda. El esoterismo es muy importante. Va a convertirse en una parte de nuestra vida te guste o no. No estoy hablando de Dios y de todas estas concepciones humanas, sino de la limitación de nuestras percepciones. Que lo que vemos es una fracción muy pequeña de las muchas formas electromagnéticas que crean la realidad. Vemos la luz, una fracción muy pequeña. Podría llegar mucho más lejos con esto, pero lo que quiero decir es que, cuando ves hacia dónde va el mundo, el espiritismo está volviendo más y más a la vida cotidiana. Le guste al cristianismo y a la religión mayoritaria. Pero se desvanecerán, nos llamarán herejes.

Por otro lado, ves a los líderes mundiales y a las sociedades secretas que se mueven en estos términos y no son necesariamente gente buena. Están empezando guerras y poniendo a la humanidad los unos contra los otros, dándonos miedos. A lo largo de la historia, en algún momento fue el comunismo, ahora es el terrorismo, lo que sea. Si no te lo crees, os recomiendo a todos que leáis sobre Gladio (la Operación Gladio, una red secreta clandestina paramilitar diseñada en caso de invasión de los países del Pacto de Varsovia). Es un caso italiano, pero así entenderéis de lo que hablo, cómo los grandes poderes manipulan a toda la humanidad.

En algún momento, aprender de esoterismo te dará un saber y una comprensión más completa de lo que está pasando en el mundo. Aprendes sobre la Cábala, y no te estoy diciendo que aprendas sobre la Cábala aunque es interesante, pero si aprendes sobre estas ciencias prehistóricas, expandirás tus horizontes. Recuerdo cuando era pequeño que era difícil encontrar un libro sobre estos temas, y ahora hay putos programas de televisión dedicados a ello. Claro que hay un montón de mierdas como adivinos y mierdas así, pero bueno, va en esa dirección y somos uno de los pocos grupos, no sólo Mayhem, sino el Heavy Metal en general, que toca esos temas. Quiero decir, llevamos tratando con esto desde los días de Black Sabbath, ¿sabes? Sobre el horror, las cosas multidimensionales. Empezó como un cuento de hadas pero está llegando a la realidad.

Esta música está lanzando algo. No viene de una escuela o de un sistema, viene de nuestras almas e instintos. O a lo mejor hemos sido programados mentalmente para esto, ¡puede ser! (Risas.) ¡A lo mejor yo lo estoy!

Benek ¡Probablemente!

Attila Csihar Pero no lo sabría, ése es el quid de la cuestión. Si te controlan mentalmente, no lo sabes. Leí un montón sobre estas técnicas de control mental antes del último Mayhem, ¡y es increíble! Como ciencia ficción, tío. Si lees sobre esa mierda, no está probado completamente, pero hay gente a la que han «desprogramado» y tiene flashbacks a estas historias tan jodidas. Lo que algunas mentes supremas les hicieron, como compartimentar su cerebro, crear cortafuegos dentro de su cerebro, alterar su personalidad, y por supuesto, casos militares. Toda esta mierda tendrá sentido para nosotros en algún momento, aunque para mí también será una sorpresa. Espero que no haya conspiración, espero que sea un cuento de hadas, pero parece diferente.

Parece que hay una realidad torcida, que lo que decíamos cuando éramos pequeños de «esto es jodidamente guay», Bathory y todos estos grupos, todo lo que decíamos por instinto ha empezado a tener sentido 30 años más tarde. Quiero decir, eh, sólo somos músicos que hablan, no somos políticos ni filósofos que te digan lo que pensar o lo que seguir. Sólo hacemos música, seguimos nuestros instintos, lo que nos parece correcto. Y a la gente le gusta o no le gusta.

Sobre la escuela, el adoctrinamiento y los primeros comienzos: verdades fluctuantes.

Attila Csihar También tenemos héroes. Tengo héroes en la música. Es algo bastante mágico, este lenguaje supremo que está de alguna forma más allá que todos los otros lenguajes. Cuando escuchaba Heavy Metal siendo un niño, no entendía una mierda de lo que estaban diciendo y me encantaba. Más tarde, muchas veces, cuando traducía las letras, pensaba «¡es algo muy parecido a lo que creía que estaban diciendo!». Eso demuestra que la música es muy fuerte y comprensible. Sólo expresamos en la música nuestros pensamientos y miedos más extremos, reflejando lo que tomamos del mundo. Nos entramos en desafíos jodidos, raros, a nosotros mismos. De eso es de lo que va nuestra música, de explorar los aspectos más oscuros de la naturaleza, por así decirlo. Simplemente decir el «aspecto malvado de la naturaleza», alguien tiene que decirlo. Llega a tales profundidades, aunque diría que no somos malvados. No somos malvados para nada, sólo somos músicos a los que atrae este tema y que disfrutan expresando estas cosas. El verdadero mal son las personas que se benefician de destruir países, empezar guerras y manipular a las masas. Vender armas ilegalmente y toda esa mierda. Gente que se aprovecha. Nosotros sólo entretenemos.

Creo que por eso la gente le gusta nuestra música. De alguna forma, construye un puente hacia tus miedos y ayuda a pensar de forma más universal y menos dualista. Si eres capaz de encontrar el equilibrio en la atracción a este aspecto de la naturaleza, eso te ayudará a encontrar más equilibrio en ti mismo, y eventualmente, a liberar tus miedos. La mayoría de la gente no se enfrenta a estos miedos porque no saben nada sobre ello. Nosotros por lo menos sabemos que existen e intentamos enfrentarnos a ellos. Ayuda más que, por ejemplo, los disturbios que causa el fútbol. Cuando la gente va y quema coches porque su equipo ha perdido un puto partido. Quiero decir, también es una expresión de la reacción a la supresión. Cuando tenía dieciocho años en el sistema antiguo [cuando Attila, nacido el 29 de marzo de 1971, tenía dieciocho años, Hungría se encontraba en plena transición entre la República Popular de Hungría, un estado comunista, y la república parlamentaria que todos conocemos y queremos hoy] en los exámenes finales, nos dijeron sin más que la historia había cambiado. No tienes estas cosas en ciertos momentos de la historia, que al chasquear los dedos «no, no, todo ha cambiado ahora». Nos dijeron, a toda mi generación del 89, «se llamaba anti-revolución, ¡pero ahora sólo es revolución!». Olvídate de esto, no es sólo esto o aquello. Pasó durante mi vida. Estas cosas pueden causar supresiones en nosotros, son sólo una muestra de la de mierda que oímos. Que las personas en el poder tienen que decir cosas por una gran variedad de razones. Como la guerra de Vietnam o Pearl Harbor. Son estas supresiones las que se transforman en miedos, y estas cosas son las que pudren la sociedad. La necesidad de lo extremo viene de allí, la gente necesita deportes extremos para apagar su cerebro. Metal extremo fútbol, ¡lo que coño sea! La gente necesita una forma de liberar esa tensión y creo que nuestra música es una mejor alternativa para hacerlo. Sigue siendo música, que sigue dando algún tipo de conocimiento e ideas sobre las que pensar. Una liberación muy sana de esas tensiones, especialmente nuestros conciertos. No hay peleas, nunca las verás. La gente crea esta atmósfera con nosotros en nuestros shows en vivo, que me parece mucho más sana.

Benek Algo que me interesa es cuándo te abriste a este tipo de cosas ¿cuándo comenzaste a asumir esta realidad?

Attila Csihar Era muy joven. Puede que tuviera once o doce años cuando escuché por primera vez KISS, AC/DC y ese tipo de cosas. Primero me enganché a KISS, porque algunos de mis familiares vivían en Budapest y tenían más acceso a eso, comparado con lo que había a mi alcance en el campo. Hungría era un país controlado más relajadamente, y pude hacerme con una copia de "Highway to Hellde AC/DC. Recuerdo que se lo cogí alguien de mi familia, y pensé: «¡esta mierda es buena!», aunque al principio me resultó inquietante. El ruido cuando eres un niño es un poco demasiado. Pero entonces me enganché a una canción, y luego a la siguiente, y quería más. Luego llegó Judas Priest, Iron Maiden, y todos esos grupos. Poco a poco. En su día era mierda que daba miedo, para nosotros también era aterrador. Especialmente Venom y Bathory cuando salió, era más extremo. Bathory era un grupo muy místico, casi como la puerta al infierno (risas). Por aquel entonces pensábamos, ¿quién coño es esta gente?, pero éramos niños, y nos encantaba. Sucedió poco a poco.

Benek Cambió de veras tu forma de ver el mundo, ¿verdad?

Sobre los efectos del esoterismo y forjarse cada uno su propio camino: el esoterismo y la música.

Attila Csihar Claro, por supuesto. En aquel momento estaba considerado muy «extremo» y «aterrador». Se podría decir que cambió, pero más bien se abrió. Personalmente, y hablando de mí mismo, no creo que me hiciera malvado. Quiero decir, simplemente abrió mi mente, mi percepción, mis sentidos. No estoy bloqueado. No me aíslo de estas cosas, no es necesario. No soy siniestro ni le deseo mal a nadie. Más bien quiero entender lo que pasa. Entender, porque este mundo, cuanto más lo miras, más parece una casa de locos. ¿Qué está pasando? Hay cierto aspecto maligno en todo esto y nunca hace daño enfrentarse a él. Aprender sobre él, entenderlo. Creo, de nuevo, que aprender sobre el esoterismo te ayudará a entender más el mundo.

Incluso si piensas en la Segunda Guerra Mundial, un tema todavía muy presente en la vida contemporánea del primer mundo, ya se pueden destacar varios aspectos de esoterismo que sucedieron. ¿Qué crees, que hoy ya ha desaparecido? ¿Que no era ya importante antes? ¿Cómo podría ser eso? Fíjate en el Brexit, en la Unión Europea, ¡todo es esoterismo! Desde hace cinco mil años o incluso más. Entra y sale: la cultura griega y los filósofos ya conocían el diámetro de la Tierra con tan sólo mirar al horizonte; hacían con bastante precisión cosas que, mil años más tarde, en la Edad Media, te habrían llevado a la hoguera. Habrías ardido como una puta. La inquisición te habría matado así, tal cual.

No quiero enseñar nada ni que nadie me siga, pero es nuestro camino. La ruta que seguimos. Sólo bajo lo que hago, y la gente debería hacer lo mismo (encontrar su propio camino). Si puedo inspirar eso, genial. El problema es cuando la gente empieza a seguir a otras personas. Es peligroso, ¡así es cómo se empieza una religión! (Risas.) La gente debería trabajar en ellos mismos. La gente no quiere trabajar, pero es que no te lo van a dar todo gratis. Tienes que investigar un poco, reprogramar tu concepto de la realidad, porque nuestro concepto de la realidad está basado en lo que nos enseñan en el sistema escolar. Pero es muy básico, y solamente sirve para convertirte en un elemento funcional de la sociedad. No significa que no haya más y no haya un sitio al que ir. Ahí es donde estamos: esoterismo y música.

Sobre venir de Tormentor y Hungría a Noruega y Mayhem: ver ambivalentemente.

Benek Algo que me interesa es que, por supuesto, vienes de Hungría, y fuiste de Tormentor a Mayhem con tan sólo 22 años, ¿cómo fue eso para ti? ¿Ir de Hungría a Noruega? ¿Cómo fue diferente de trabajar con Tormentor?

Attila Csihar Fue muy excitante, ¿sabes? Estaba deseando ver cómo iba a ser, pero tenía a Tormentor y Plasma Pool en Hungría. Ya había estado viajando solo, así que para mí no era nada nuevo. Claro que no había salido de gira ni nada parecido, pero había viajado con mis padres también. Lo estaba esperando con muchas ganas, y además, Tormentor nunca se publicó, así que esperaba que con Mayhem por lo menos lanzáramos un vinilo. Por aquel entonces, llevaba tocando música unos seis o siete años. Éramos muy famosos en Hungría, incluso habíamos grabado el disco, pero en aquel momento no podías lanzar "Anno Domini" en Hungría. A Euronymous le interesó bastante, de hecho.

Estaba interesado en mí por dos razones. La primera, que cantara en Mayhem, y la segunda, que lanzara Tormentor con Deathlike Silence [su discográfica]. Quería hacerlo, así que llevé la grabación de "Anno Domini" a Noruega, pero no sé qué coño paso y acabó con Samoth, quien lo público más tarde. Euronymous ya no estaba, por supuesto. Fue exótico. (Risas.) Eran simpáticos y todo estaba muy bien, me gustaba el estudio. Esperaba particularmente ver cómo coño iba Hellhammer a hacerlo, pero en los ensayos ya vi que era capaz. Me asombró. Su forma de tocar la batería era muy extrema para mí. La estructura y esas cosas de las canciones de "De Mysteriis" eran muy interesantes para mí en aquel entonces.

Existe esta concepción de fuera del mundillo que mitifica a un nivel ridículo, incluso en Polonia, pero realmente tienes que verlo desde dentro y desde fuera. Tú tienes las dos perspectivas.

Bueno, quiero decir, ¿qué es extremo? ¿Extremo comparado con qué? Extremo es estar en guerra, comparado con eso no es nada extremo. Pero comparado con la vida cotidiana era muy extremo. Estos tíos llevaban armas encima, había cristianos que siempre estaban al acecho y que destrozaron Helvete [tienda de discos asociada a los inicios del Black Metal noruego]. Le pintaron bastantes mierdas. Estaban pasando muchas cosas pero los medios lo ahogaron. Aunque, cuando yo estaba ahí, los medios ya informaban sobre ello. Pensándolo, era muy extremo, pero no me importa que se haya acabado. Para mí, se salía un poco del marco de lo que yo llamo arte. Cuando quemas iglesias, gente muere, y este asesinato y ese otro… para mí es demasiado. No es necesario. Creo que el arte y nuestra música son más fuertes cuando los mantienes espirituales, y sí, queremos traer a la gente nuevas formas de pensamiento, pero no tienes que matar para ello. Me gusta la idea de quemar iglesias como un símbolo, pero te concedo que probablemente no fuera una buena idea quemar la iglesia más antigua de Noruega. Ya sabes, ¡vamos! Tú también te cagas en tu cultura. Podrías construir una iglesia más nueva, ¡para empezar! (Risas.)

Cuando éramos niños siempre estábamos empujando los valores, tanteando los límites más extremos de lo que podíamos hacer y librarnos. Yo nunca lo haría, respeto la cultura. Aunque sea una iglesia, es una estructura de madera de 700 u 800 años. Aunque sea una iglesia, entiendo que tiene un cierto valor cultural para Noruega, así que creo que ir a por una iglesia más moderna es lo mínimo que podían haber hecho. Pero fue demasiado. Se pasaron. Me alegra no haber estado ahí. Para mí es como, el arte es una ola. No sé si es la forma correcta de decirlo, pero en el surf, cabalgas la ola. La ola tiene su cresta, y si empujas demasiado te caes, te vas de boca y te das la vuelta. Hay una línea muy fina que marca hasta dónde puedes llegar, y ese es el arte, encontrar ese límite. Cuando profundizas demasiado la música se convierte en política, y así con todo. Cuando te pasas, pierde su significado trascendental. No me gustaría caerme en una espiral y morirme por culpa de mi música. Preferiría mil veces más abrir la mente de ese bombero a algo. Porque hizo su trabajo y fue un accidente, no tenía que haber pasado.

Sobre Equilibrium y el «golpe de Estado»: la ambición.

Attila Csihar Pero cuando haces música extrema, no es tan fácil: no puedes solamente tocar música extrema, sin vivirlo también. Especialmente al nivel de Mayhem y varios otros grupos, no puedes ni siquiera tener trabajo nunca más. Siempre estás de gira, disperso. Tienes que vivirlo, por lo menos yo. Para mantenerme cuerdo tengo que seguir mis instintos y no pasarme. No ir muy lejos. Me quemé, aun así, aquí y allá, así que aprendí. La profundidad es infinitamente profunda, pero sí te pasas y te das la vuelta carreras a lo infinitamente profundo también. Es como, si encuentras el punto justo, lo tienes todo, pero es muy difícil encontrarlo. Pásate y todo se irá a tomar por culo.

Benek ¿Es por eso por lo que dejaste Mayhem originalmente?

Attila Csihar Mmm, no, no realmente. Simplemente nos fuimos separando, y de Mayhem sólo quedaban las cenizas, como de las iglesias. Con todo lo que estaba pasando y la gente muriendo. Todo el mundo estaba jodido. Sigo pensando que fue muy valiente que los chicos volvieran a montar el grupo incluso aunque yo no estuviera, o Euronymous, pero eso es otra historia.

Benek ¿Cómo fue volver con ellos después de todos estos años?

Attila Csihar Genial, pero me llevo mucho tiempo acostumbrarme a ello de nuevo. Nunca sabías lo que iba a pasar, pero tenía una fuerte conexión con Necrobutcher. Siempre pasaba tiempo en su casa, seríamos siendo buenos amigos y pasaba mucho tiempo su casa.

Benek Oh, ¿así que te quedaste en Noruega después de irte?

Attila Csihar ¡Sí! Me quedé en Noruega, y en su casa varias veces. Intentando sobrevivir. Creo que Maniac también hizo un buen trabajo, pero no es fácil. Tenía problemas soportando los conciertos en vivo, así que al final sucedió. Pero yo también tuve mis malos momentos. No es que estuviera escrito, pero eventualmente sucedió. Estuvo genial, por supuesto, siento que Mayhem siempre ha sido una parte de mí. Definió mi vida de alguna forma a esa edad, así que estuvo de puta madre. Aunque también debo decir que fue muy desafiante. La expectación cuando subes al escenario siendo Mayhem es mucho más compleja que para muchos otros grupos. O que para cualquier otro grupo del que formé parte hasta ese momento. Tuve que renunciar a mis otras bandas en aquel momento también. Keep of Kalessin, que era jodidamente guay. Siempre es complejo. No puedes hacer todo al mismo tiempo, y en este momento estoy rebosante de ideas.

Pero es una mierda, ya que no puedo empezar más grupos. Si empiezo formar más bandas afectará mi trabajo en mis proyectos ya existentes. Aun así, debo decir que estoy jodidamente contento porque me reparto muy bien entre Mayhem y Sunn-O))). Sunn-O))) es casi tan importante como Mayhem para mí a nivel personal. También Gravetemple, Pentemple, y escribo algunas cosas como solista bajo el nombre Void ov Voices. Es mucha mierda, pero me encantaría hacer industrial, aunque no encuentro tiempo. Me encanta el industrial porque no hay escena, sólo existe el underground. Está a punto de nacer, sigue en la cuna. Es tan underground porque no le gusta a nadie, básicamente. (Risas). Me encantaría formar un grupo de eso pero no puedo. No encuentro el tiempo.
 

Benek – Nota del autor:

Bueno, aquí lo tenéis. Attila habló en profundidad y emocionalmente sobre cómo funciona Mayhem, lo que mueve al grupo y lo que todavía espera conseguir. Lo he dividido en secciones y quitado algunas de mis preguntas para que fluya mejor. Donde he mantenido mis interjecciones, están en negrita. Todo lo demás, salvo la introducción, es Attila mismo. Una ventana dentro de la mente de Void ov Voices.


Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2017 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.