Nocturno: Musica in Universum


Nocturno - Musica in Universum
Nombre del disco: Musica in Universum
País de procedencia: Paraguay
Tipo de edición: CD
Género: Black Metal
Año: 2018
Nota: 9.50
Fecha de la crítica: Lunes 27.08.18
Comparte este enlace en: Separator

Reseñado por: Mariano G.

Dentro del culto que legiones innumerables (dentro de las cuales me incluyo) de acólitos de esta estética de la distorsión llamada Black Metal conviven visiones dispares. Sin entrar a debatir cual es la correcta podemos convenir que no prima ninguna por encima de la otra. Aun dentro de los esquemas de este género (para muchos, intolerantes) hay una vasta variedad de matices por explorar. Un enfoque salvaje y desbordado que hace gala de una estridencia ubicua es el Raw Black Metal, una especie de versión descarnada y minimalista del tronco mayor del cual se nutre. “Musica in Universum” aparentemente hunde los dientes en las pulposas arterias de álbumes como “Goatlord”, “Total Death” y otros trabajos parecidos de ese Darkthrone más corrosivo, pero dejarlo ahí sería una conclusión apresurada. En este trabajo hay mucho más. Las ocho canciones que la comprenden entran en la primera escucha como una espada oxidada y sin filo. Un ambiente de decadencia y una fijación malsana por una producción cuidadamente sucia, le confieren una uniformidad accidentada e hiriente al tacto. Una sensación similar tuve con "Naer Døden" de los noruegos Myrkraverk reseñado en esta misma web. La guitarra suena como una motosierra con mente propia, escupiendo acordes sórdidos, la voz suena como si el vocalista se ahogara en su propia sangre. El bajo, salvo excepciones, es engullido por el ruido voraz del resto de la instrumentación. La batería es programada, pero es un dato fácilmente imperceptible, pues calza perfectamente en cada canción, notándose apenas que es un recurso digital, en parte por la gran labor de Regan Asgarth en los arreglos.

Esta pesadilla devenida en laberinto sonoro en formato (mayormente) de Black Metal inicia con “Lucifer Light Bearers”. Tema intenso y rozando el Punk más infecto por algunos segundos, específicamente los primeros que suceden a esa voz distorsionada que se torna inquietante conforme avanza. Canción enérgica cuya letra escapa del vocalista en forma de fraseos inyectados de reverencial odio.

El Black Metal básico de “Let the Hate Guide Your Sword” nos acerca a las intenciones del álbum. Pone la espada en tu mano y te suelta en el filoso torrente de una ira fermentada y fortalecida en su conjura. Aquí el álbum nos pide dejarnos llevar por las aguas embravecidas que brotan negras y turbias de su costado herido. Destacable las tenues notas en fade out al final, son perfectamente audibles a pesar del muro sónico que no cesa. Hipnótica melodía.

Una sirena enfermiza nos alerta de la llegada de “I've Come to Claim My Throne”, un medio tiempo donde el riff principal parece arrastrarse como drones a lo Sunn 0))), pero obviamente más rápidos. Podría escuchar horas enteras esta canción, su melodía principal se repite una y otra vez, como un loop que fagocita al oyente con una suerte de mantra abismante. El apartado instrumental me recuerda a las piezas más raras del álbum “Dancing with the Antichrist” de Marilyn Manson (álbum que versa sobre la primera época de esa banda, aun cuando tenían la coletilla de “…and the Spooky kids”). Toda una rareza.

“Die Sonne unter dem Meer” (“El sol bajo el mar”, en alemán) inicia con efectos de sonidos típicos del noise. Rápidamente la canción adopta una forma reconocible de Black Metal. La batería castiga con ritmos de infarto mientras una guitarra de destrucción masiva reduce todo a escombros sonoros. Sin duda uno de los momentos más brutales del álbum.

La siguiente en explotarnos por la cara es la thrashera “Battle Cry”, la voz aquí desluce un tanto, no se muestra a la altura del feeling desprendido por unos acordes 100% Slayer. Una de las más sencillas del álbum y que muestra la variedad de estilos que maneja la banda.

Llegamos a la pista seis del álbum, denominada “Wandering Eternally in a Dimension of Darkness”, como su nombre lo sugiere de cierta manera, no estamos ante algo usual. Ni siquiera es una canción, si nos ponemos técnicos. “Wandering…” es el sonido del coma profundo, un pozo a través del cual tenemos como único paisaje el insondable abismo. Dark Ambient de principio a fin, los sonidos fluyen como si reverberáramos el crujido cremoso que hace el cerebro de alguien que intenta retornar a la vigilia. Música corporal…ya en su momento consideré la idea de grabar y reverberar los sonidos internos de mi cuerpo usando un estetoscopio…el resultado será, ciertamente, extraño. Esta pista lo consigue. Doce minutos de un vacio sapiente y abisal, el caos lento de esta pista es envolvente como dispersa su estructura.

“Udjat” (En referencia al símbolo del Ojo de Horus) llega para devolvernos a la conciencia con una intro veloz que, tras las oscuras humaredas del anterior tema, se siente como un shock. Más cercano al Thrash que al Black en cuanto a la instrumentación, no pasa de ser un tema correcto y puesto en el lugar adecuado, ya que de otro modo el álbum en este punto podría tornarse repetitivo.

Llegamos al gran final de este viaje. El riff inicial de “Battle Cry (On a Cold and Cloudy Battlefield)” hiede a Black Sabbath en cada uno de sus poros, de hecho me recuerda bastante a los aires iniciales de “A National Acrobat”. La canción transcurre lenta, pero inminente. Memorable el solo de guitarra, momento donde al álbum escapa de toda etiqueta y retorna al origen de todo: el Rock. Gran canción, pues no nos ofrece un ejercicio de estilo obediente a una formula, nos da armonía, melodía y ritmo en perfecto equilibrio.

Por lo innovador (probablemente sin querer), por la integridad mostrada en cada idea plasmada, por lo adictivo que resulta el desentrañar sus misterios y las abstracciones que yacen en el fondo de su acuoso y olvidado lecho, "Musica in Universum" merece toda la atención del oyente que suba a bordo de sus 42 minutos y se deje llevar por las ensoñaciones lunáticas que habitan aquí en forma de sonidos deformes y perversos. Una oda a la locura.


Títulos: 

1. Lucifer Light Bearers
2. Let the Hate Guide Your Sword
3. I've Come to Claim My Throne
4. Die Sonne unter dem Meer
5. Battle Cry
6. Wandering Eternally in a Dimension of Darkness
7. Udjat
8. Battle Cry (On a Cold and Cloudy Battlefield)

Formación: 

Regan Asgarth - Todos los instrumentos, voces


ÚLTIMAS CRÍTICAS

Aeternus - Heathen
  Aeternus - Heathen
  Dark Essence Records
  7.30/10
Thy Antichrist - Wrath of the Beast
  Thy Antichrist - Wrath of the Beast
  Napalm Records
  8.00/10
Cast the Stone - Empyrean Atrophy
  Cast the Stone - Empyrean Atrophy
  Agonia Records
  8.00/10
Carnation - Chapel of Abhorrence
  Carnation - Chapel of Abhorrence
  Season of Mist
  8.00/10
Slidhr - The Futile Fires of Man
  Slidhr - The Futile Fires of Man
  Ván Records
  8.00/10
Abhorrent Deformity - Slaughter Monolith
  Abhorrent Deformity - Slaughter Monolith
  Comatose Music
  6.50/10
Krisiun - Scourge of the Enthroned
  Krisiun - Scourge of the Enthroned
  Century Media Records
  9.00/10
Ad Occultus - Lust. Hate. Noise.
  Ad Occultus - Lust. Hate. Noise.
  Autoeditado
  8.50/10

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.