Desecrate the Faith: Unholy Infestation


Desecrate the Faith - Unholy Infestation
Nombre del disco: Unholy Infestation
País de procedencia: United States
Tipo de edición: CD
Género: Death Metal, Brutal Death
Año: 2017
Nota: 7.80
Fecha de la crítica: Viernes 30.06.17
Comparte este enlace en: Separator

Reseñado por: Xavi B.

Seguimos con Comatose Music y tiramos de nuevo con los presentes DESECRATE THE FAITH, banda afincada en Houston que sigue sumándole páginas a su corta existencia con este segundo asalto discográfico.

Solo con ver la portada y las extremas imágenes que priman en ella, la definición del envoltorio interno fácilmente pudiera quedar despejada de un plumazo. Obviamente, estamos hablando de Brutal Death, Brutal Death violento y explicito a la altura de su imagen receptora y con unos desenlaces que mucho saben de la vieja escuela americana.

Desde la inicial “Daemones Nos Ave Satanas” es fácil hacerse trizas con su propuesta, pues el oyente se dará de frente con un dominio total de sus partes, velocidades controladas, ejecuciones milimétricas y un modus operandi que anda a la altura de las mejores bandas del género. Si bien la tónica gira en torno a los patrones más brutos podríamos destacar los intervalos en donde las partes más orientadas al Death Metal también tienen su eco en el transcurso del mismo.

Canciones como “Malignan Divinity” o la hiperactiva “Unholy Infestation” dejan paso a la batería infrahumana, ese campo inmortalizado con una técnica descomunal, controlando y cargando muchísimo peso en ejecuciones. Las partes rítmicas con su distorsión ultra compacta barren a su merced, desde medios tiempos subrayados con mucho gusto hasta las velocidades inalcanzables que siguen creando el muro infranqueable al cual nos tienen acostumbrados.

La fórmula de diferenciar y añadir en sus partes centrales malabares sobre el mástil y demás ritmos que rompen la dinámica inicial es toda una virtud en el presente álbum y un claro ejemplo de que DESECRATE THE FAITH están por la labor de crear buenas canciones con pinceladas bastante personales. Mención aparte merece la aportación del batería (Mike Caputo) una trituradora de golpes cuyo efecto es absolutamente devastador.

Obviamente no se salen del saco común (algo que seguramente tampoco pretenden) pero se defienden la mar de bien y acaban sacudiéndote sin apenas esfuerzo.

“Magna Demonia” marca otro punto de inflexión en el álbum, un tema muy apoyado en los medios tiempos iníciales que va creciendo poco a poco con rítmicas veloces y que acaba desembocando hacia las partes aceleradas. Todo ello creando quizás el clima más melódico del álbum defendiendo el tema con una soltura digan de elogios por su contraste inicial.

“Sacrilege Reborn” es otra exposición de batería a cuotas desmesuradas, en ella cada una de sus piezas encajan tan nítidamente que la mezcla de patrones acaba firmando una de las composiciones más amenas y directas del álbum.

Con “Angel Eater” el desenfreno está asegurado, como no, ritmos que saben dar con la tecla necesaria se mezclan con las distorsiones rítmicas, un factor que sin duda firma lo mejor del álbum por ir de la mano con un sonido y un estruendo cuyo efecto en el interior del álbum es la mejor baza adherida a su base estilística.

Dicho esto, es hora de cruzarnos con “Septic Womb” y “Ascension of Belial” ambas con desenlaces muy parecidos y dejando que la explosión sonora siga su curso aumentando por momentos el metrónomo hacia polvaredas inalcanzables.

Sin más, creo que estamos delante de un álbum bastante trabajado, muy cuidado en detalles internos y muy ameno para el que busque una buena sesión de Brutal Death ordenado y sin demasiadas peripecias técnicas de por medio. El broche final nos llega con la despedida “Let Us Burn” un tema diferente, que rompe un poco la dinámica del álbum en su entrada inicial y que una vez más dejan claro que los efectos más pausados no están reñidos con las capas y capas de brutalidad que acaban empañando el tema, una faceta a la que podríamos cualificar de bastante parecida en muchísimos aspectos del álbum.

No en vano, no creo que estemos delante de una de las bandas estrella de la mencionada Comatose Music, aunque de seguir con la línea y los parámetros que inundan el presente “Unholy Infestation” estoy seguro que en futuros trabajos no solo alcanzaran una porción mucho más pronunciada en barajarse más personalidad interna sino que incluso pudieran pasar a ser de las predilectas del consumidor habitual de este tipo de propuestas.


Títulos: 

1. Daemones Nos Ave Satanas
2. Predatory Impalement
3. Malignant Divinity
4. Shrine of Enmity
5. Unholy Infestation
6. Magna Daemonia
7. Ceremonial Invocation
8. Sacrilege Reborn
9. Angel Eater
10. Septic Womb
11. Ascension of Belial
12. Let Us Burn (The Father, the Son, and the Holy Spirit)

Formación: 

Coleson Cowden - Bajo, voces
Mike Caputo - Batería
Tyler DTF - Guitarras
Jonathan Bayliss - Guitaras
John Hull - Voces


ÚLTIMAS CRÍTICAS

Bulletsize - Pansar
  Bulletsize - Pansar
  Iron, Blood and Death Corporation
  7.50/10
Limbonic Art - Spectre Abysm
  Limbonic Art - Spectre Abysm
  Candlelight Records
  6.00/10
Bloodgut - Nekrologikum Evangelikum Pt.II: Furnace World
  Bloodgut - Nekrologikum Evangelikum Pt.II: Furnace World
  Iron, Blood and Death Corporation
  6.00/10
Himura - Exterminio
  Himura - Exterminio
  Hecatombe Records
  7.90/10
Anomalize - Rise Of A New Era
  Anomalize - Rise Of A New Era
  Autoeditado
  7.25/10
Sober Truth - Locust ▽ Lunatic Asylum
  Sober Truth - Locust ▽ Lunatic Asylum
  TaktArt Records
  6.00/10
Porta Daemonium - Serpent of Chaos
  Porta Daemonium - Serpent of Chaos
  Iron, Blood and Death Corporation
  7.25/10
Humanity Delete - Fuck Forever Off
  Humanity Delete - Fuck Forever Off
  Iron, Blood and Death Corporation
  7.25/10

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2017 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.