A Thousand Lost Civilizations 2019, dia 3


  Sitio: Magasin 4, Bruselas
  Fecha: Friday 08.03.19
  Fecha de la publicación: Monday 01.04.19
   Organizador: ATLC

  Reseñado por: Ivan S.

Comparte este enlace en: Separator

Crónica del tercer día en A Thousand Lost Civilizations, en el que comenzamos la jornada visitando el corazón burocrático y centro neurálgico europeo, visita cultural a los dominios de Leopoldo II, centro histórico y comer moules frites y gofres. Y es que no se puede visitar bélgica y no probar sus moules frites, aunque pensándolo mejor no lo hagáis, lo que me sirvieron fue simplemente indigno. El tercer día el evento cambiaba de sala, esta vez el guateque iba a estar en Magasin 4, local en pie desde el año 94 y que ha visto incontables conciertos siendo este evento uno de los últimos antes de que cierre por reforma que necesita con urgencia. El contraste del local era bastante notable, junto a una pista de skate y otro hangar okupado con decenas de hippies y perroflautas en la puerta cuidando de su huerto solidario.Llegué con el griego The Dead Creed ya sobre el escenario y con absolutamente todas las luces de la sala apagadas salvo un par de velas que malamente iluminaban al musico. The Dead Creed es un proyecto unipersonal acústico de inspiración monacal en sus voces. Muy oscuro y etéreo con una presentación austera y minimalista, jugando mucho con el ritmo para crear intensidad en unas canciones que servían para desintoxicar los oídos de tanto metal extremo.
El segundo grupo fueron los belgas Terrifiant y para mi sorpresa, se trataba un grupo de heavy metal tradicional que estuvo francamente muy bien. Ahora bien, ni idea sobre ellos pero parecen ser grandes en su país ya que hubo bastante apoyo, primeras filas llenas y gente coreando sus canciones. Actuación buena con actitud desenfadad, gran trabajo de guitarras, solos muy trabajados y la voz más aguda de todo el festival. Los austriacos Kringa devolvieron la caverna que es Magasin 4 a la oscuridad, con varios miembros de Hagzissa; el batería y el cantante esta vez ocupándose de labores de bajista. Los muchachos de Kringa dieron rienda suelta a sus alas negras soltando su peste musical en un concierto muy rudo, transformando su raw black metal en un black metal más denso, directo y corrosivo. Kringa oscilaban entre la agresión directa y las partes más lentas y fatalistas que el black puede ofrecer acompañado con una actitud de auténticos locos histéricos sobre el escenario. No conocía la banda más que de nombre y tengo que decir que salí muy impresionado con las canciones tan enrevesadas y caóticas que hacen.

Los belgas LVTHN fueron los siguientes sobre las tablas, grupo al que llevo queriendo ver desde el 2014 tras descubrir su recopilatorio Iluminates Tenebrae, que llegue a comprar junto a una camiseta. Madre mía como pasa el tiempo. Para los que no conozcáis a estos belgas pensad en los grupos franceses del palo Aosoth, Antaeus o VI y sabréis de lo que estamos hablando. Black metal muy trabajado que no es fácil de llevar al directo y que LVTHN lograron recrear esa sensación de plasticidad densa y angustia con sus partes más lentas que rozan un doom super agónico. El grupo presento en directo el MLP Spiders del 2017 más canciones de su disco debut Eradicate of Nescience de una forma tan arrolladora y salvaje que no quedo más opción rendirse a sus pies. Un auténtico huracán con un sonido brutal.

Los franceses consiguieron dejar un nivel muy difícil de superar hasta que salieron a escena los hijos de Moctezuma, azotes de conquistadores y esclavizadores de tribus adyacentes. Los belicosos Blue Humminbirg on the Left llegaban cargados de muy mala leche, feedback, reverb y violencia presentando su nuevo disco Atl Tlachinolli. BHL descargo sin piedad ni descanso, tocándose el disco entero prácticamente sin parar más que unos miseros segundos entre canciones siendo el zenit de la jornada y dando la impresión opuesta a cuando los vi en Madrid el año pasado en el fin de su gira europea ya con cansancio acumulado. Para mi ha sido sin dudarlo el concierto donde más adrenalina he soltado en el último año por varios motivos, autentica devoción a todo lo que sale de Crepusculo Negro, estrés acumulado y la necesidad de soltar lastre a través de explosiones momentáneas de violencia canalizada mediante los himnos de guerra de BHL. El sonido resulto impecable siendo totalmente reconocibles las canciones tras la marasma de distorsión y reverb y una mención especial a la instrumentalización tradicional y folklore que usaban a forma de intro para invocar sus cantos de guerra. Concierto de diez.

Tras la apoteosis azteca, vivimos la otra cara de la moneda con los islandeses Svartidauði, grupo que arrastro al grueso de los espectadores hasta las primeras filas para servir una de las mayores decepciones y catástrofes que recuerde. Falló el sonido, fallaron los amplificadores, el nerviosismo por parte de algunos miembros era evidente y se transformo en un concierto sin feeling. Tras la debacle durante la primera canción tocaron tres más para completar su set con profesionalidad y por compromiso, porque la situación en si fue de parar hasta arreglar el equipamiento, pero obviamente no se puede hacer por razones de tiempo. Pronto los veré en Inferno Fest y podremos discutir si estos islandeses son parte del hype creado a su alrededor o merecen el nombre que han levantado en tan poco tiempo.

Los incansables polacos a cargo del ínclito Mgla devolvieron el nivel al lugar del que no debió moverse. Tras tomarse su tiempo durante la prueba de sonido para todo sonase fetén, tema que el mismo Mgla controla mucho tras haber trabajado tanto grabando y mezclando para otros grupos; los polacos dieron uno de los conciertos con el mejor sonido que les recuerdo en los últimos años. Siempre es un placer ver a estos polacos y sus conciertos tan perfectos, sin fallos funcionando como un reloj suizo. Ojalá dejase de exprimir la poca leche que le queda a las tetas del hype que les puso donde están, ya que cuatro años tocando prácticamente lo mismo esta siendo ya aburrido y si no piensan girar con kriegsmachine estaría muy bien que le diesen algo de prioridad a ponerse con un disco nuevo.

 



Separator

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2019 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.