Meshuggah con High On Fire


Meshuggah con High On Fire @ La Riviera
  Sitio: La Riviera, Madrid
  Fecha: Tuesday 29.11.16
  Fecha de la publicación: Domingo 18.12.16

  Reseñado por: Alejandro C.

Comparte este enlace en: Separator

El pasado 29 de Noviembre pudimos asistir a uno de los eventos del año en lo que respecta a conciertos, pues los suecos Meshuggah hacían acto de presencia en la capital para presentar su excelente y flamante último disco, levantando buena expectación, pues su directo, al igual que su música, siempre ha tenido fama de ser excelente. 

Siempre me ha gustado La Riviera para disfrutar de un directo, pues me parece que es uno de los mejores lugares de la capital para ello; bien acondicionada, amplia, buen sonido... básicamente digamos que la mayor diferencia con otros sitios es que ésta es una sala propiamente dicha, y no una discoteca que se habilita de manera temporal para un evento, algo que a simple vista puede parecer un detalle sin importancia pero que, particularmente, creo que marca la diferencia en cuanto a resultados. Eso sí, tirón de orejas para los precios en barra, que me resultaron abusivos. 

A mi llegada al punto indicado pude ver una asistencia que no estaba nada mal para tratarse de un Martes laborable, y ya se encontraban descargando los teloneros escogidos para la ocasión, puntualidad rigurosa. High on Fire venían desde Oakland para deleitar a la concurrencia con su Stoner/´Sludge/Doom; esto es, básicamente, un Rock n´roll encabronado bastante correcto, es como meter en una coctelera a unos Motörhead con unos Black Sabbath. Sinceramente, la elección no me parecía muy acertada, por la diferencia de estilo tan obvia respecto a los suecos,  (ignoro si por imposición o por elección propia). De cualquier manera, desde el comienzo de la descarga pude ver a un trío sólido, contundente y totalmente profesional, además de contar con muy buenos temas y cierta actitud macarra, excesiva en algún momento por parte de su cantante-guitarrista Matt Pike, pero muy acorde al rollo de su música. Una hora de actuación que a mí personalmente me sirvió para hacerme leal seguidor de la banda y librarme de prejuicios absurdos. 

Tras la descarga de rigor de los teloneros, los "pipas" comenzaban a preparar el escenario para los cabezas de cartel, y aquí, como suele pasar siempre, la sala experimentó un subidón de asistencia, llegando La Riviera a contar con un medio aforo que como digo me resultó agradable, pues tenía mis dudas respecto a si el recinto seleccionado no sería demasiado amplio para la banda. 

Y qué decir del plato fuerte, simplemente acojonante. Hasta la fecha no había podido ver a Meshuggah en directo, y francamente poder contemplar la complejidad técnica de su música es una experiencia digna de degustar.

Pero vayamos por partes; está claro que en la actualidad la popularidad de Meshuggah es innegable, podría decirse que son unos titanes dentro del underground, aunque yo creo que este adjetivo ya se les queda pequeño, pues pongo en duda que actualmente formen parte de él. Dicho lo cual, el aumento de popularidad permite a cualquier banda contar con mayores recursos para plasmar con mayor eficacia su propuesta. En el caso de nuestros suecos protagonistas, esto se tradujo en un juego de luces soberbio, que dentro de la oscuridad predominante en el escenario supuso bajo mi punto de vista el broche de oro al evento, pues nunca ha sido este un elemento que me haya seducido ni al que haya prestado atención, pero esta noche quedé totalmente seducido. 

Elemento sin duda que no es determinante si no está acompañado de una buena música y una buena ejecución, aunque hablando de Meshuggah esto es algo que no es necesario ni mencionar, siendo lo más relevante que la banda suena exactamente igual que en sus discos: ningún fallo, ningún acople... y esto debe ser harto complicado en una música como la de los escandinavos. Su puesta en escena fue soberbia, nada de poses ni movimientos forzados, con humildad y sencillez...y sólo quedaba disfrutar, y vaya si lo disfrutamos, llegando a formularme la pregunta de por qué esta gente no es seguida por más público, pues desde luego el nivel de perfección milimétrica que alcanzan es digna de admiración cuanto menos, pero claro, hablando en términos puramente musicales, sin entrar al trapo en otros factores tan determinantes hoy día cuando se quiere ocupar un lugar, lo cual en un mundo cada vez más centrado en el consumo rápido y fácil, tan falso a fin de cuentas, menosprecia a propuestas que realmente sí merecen una buena posición.  

La banda dio un repaso a su discografía, en mi opinión el setlist fue bastante decente, y tras una hora y media de actuación el personal quedó más que satisfecho. Excelente actuación. Conciertos así deberían verse más a  menudo. 



Separator
Tracklist: 

Meshuggah set list:

1. Clockworks
2. Born in Dissonance
3. Sane
4. Perpetual Black Second
5. Stengah
6. The Hurt that Finds You First
7. Lethargica
8. Do Not Look Down
9. Nostrum
10. Violent Sleep of Reason
11. Dancers to a Discordant System
12. Bleed

Encore:
Demiurge
Future Breed Machine

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2017 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.