DJEVEL + ULTRA SILVAM en Oslo, Noruega.


  Sitio: Røverstaden, Oslo
  Fecha: Friday 24.01.20
  Fecha de la publicación: Thursday 30.01.20
   Organizador: Yellow Goat + Røverstaden

  Reseñado por: Ivan S.

Comparte este enlace en: Separator

Un día gélido de, en la oscura noche invernal de Oslo el diablo disponía a volver a dejarse ver. Uno de sus escasos escarceos para aparecerse en directo, presentando oficialmente su sexto disco de estudio ormer til armer, maane til hode en la sala Røverstaden con unos invitados traídos desde Mälmo dispuesto a arrasar con todo.

La noche prometía ser triunfal tras gestiones triunfales junto al promotor Yellow Goat y el propio musico tras Djevel para grabar el audio desde mesa para los videos y en caso de ser suficientemente bueno, cederlo para una posible edición de un álbum en directo o lo que considerasen. Así pues, como en todas las cosas no siempre salen según se planean o incluso planean, esta vez dimos con el escollo de la persona encargada de la mesa de sonido; a pesar de plantearle la situación y decir que de acuerdo con la boca pequeña, con su lenguaje no verbal dejaba ver la incomodidad que le producía y con miles de escusas poco le falto para mandarme a tomar por culo, a pesar de estrechar la mano de forma farisea. Así pues, tras las escusas no sorprende que los acuerdos no se cumplan, pero bueno, en el fondo no somos más que unos gañanes haciendo unos videos de mierda y escribiendo sobre ello como afición. No obstante, daremos al cesar lo que al cesar le pertenece, esta persona encargada de la mesa aquella noche hizo que tanto Djevel y Ultra Silvam sonasen como un autentico cañonazo, y no es de extrañar ya que esta persona es un auténtico profesional que se dedica a girar de forma internacional para sonorizar a bandas top en conciertos de masas y al que evidentemente se la traen bien floja unos videos de mierda como los que hago.

Otro de los puntos negativos y que es recurrente en Røverstaden, a pesar de ser una sala que por dimensiones e infraestructura puede llegar a ser competente; este espacio plantea ciertas notas negativas que pueden llegar a solucionarse. Tras compartir impresiones con círculos de amistades hay quorum, el escenario es demasiado amplio haciendo que se pierda visibilidad y presencia escénica cuando los miembros de los grupos se ponen en sus extremos; añadid a esto que iluminan de forma pésima la sala a pesar de contar con un buen equipo de luces. Se podría ahorrar perfectamente el sueldo de la persona que esta a cargo de los focos y que por algún motivo cree que los conciertos a ciegas son algo muy metal. Todo ello obviamente dificulta producir material audiovisual competente a pesar de que la propia encargada de sala me pida que le pase las fotos para uso promocional. Simplemente son infumables.

Vayamos al concierto. La noche comienza con Ultra Silvam, quienes tras una demo laureada editada en el 2017 generaron cierta expectación sobre todo tras transcender que había miembros de Jordablod involucrados, quienes editaron un increíble disco de debut en aquel mismo año. Ahora bien, tras indagar sigo sin poder contrastar esa fuente que afirmo esa supuesta conexión entre las bandas. De todas formas, Ultra Silvam se presentaron con una propuesta escénica que no dejaba indiferente al salir chorreando cubiertos de sangre de algún animal, sin poder confirmar que bestia se trataba el olor delataba la veracidad del líquido rojo a través de la peste que emanaban y que salpicaban a todos con su headbanging.

Presentando ante la audiencia de Oslo su flamante e inflamable debut The Spearwound Salvation a través de Shadow Records, los treinta minutos de su asalto resultaron intensos, sin descanso más lejos que cuando el guitarrista reventó una cuerda y salió corriendo a cambiarla sin tan si quiera informar al resto del grupo, que no supieron muy bien que sucedía. Pequeño contratiempo que no supuso ningún altibajo a nivel de espectador, pero que quizás evidenciaba la incomodidad del grupo y la poca satisfacción con el concierto. Esta fue mi percepción personal sobre ellos, sobre el concierto en si me pareció una auténtica barbaridad, un asalto de black metal muy crudo y virulento con el que termine absolutamente satisfecho.
 
Ahora ya con la figura principal de la noche y que por si solos fueron capaces de vender bastantes entradas para abarrotar el recinto, Djevel dejaron patente que el underground perdura y que sigue habiendo interés por un genero del cuales la mayoría de sus pioneros han pasado página para dedicarse a explorar otros campos musicales.  Djevel pago el precio del tamaño excesivo de la sala y no supieron situarse de cara a dar un espectáculo en conjunto, unidos y como bloque. Me pareció una pena porque musicalmente fueron un cañón, sin ningún fallo más allá de cuando el guitarrista rítmico rompió una cuerda y tuvo que ausentarse para cambiarla; pero esto son cosas fuera de cualquier control.

Creo que cuando el señor Ciekals se situó tan al extremo del escenario pareciendo que quisiese salirse del mismo, descuadro a sus propios compañeros hasta el punto que al final parecía que cada uno iba un poco por su lado. Mi percepción es que esto hizo que a nivel de entretenimiento y visual no consiguiese meterme tan dentro de la música cuando lo que hacen ellos es un tipo de black metal altamente inmersivo. Mannevond sigue siendo un valor seguro como frontman como ya demostró en el concierto de Koldbrann durante Orgivm Satanicvm, lleno de energía y violento que solivianta al personal con su actitud tan contagiosa. Fue increíble igualmente ver a Faust darle a la batería, un ejercicio de percusión de metal extremo asombroso de ver. Djevel tuvieron las piezas funcionando de forma precisa, pero falto engranaje que las uniese.
Sabor agridulce para la presentación de ormer til armer maane til hode, que siendo quizás el mejor álbum de black metal noruego del 2019 adolecieran de una presentación muy buena, pero esto es como cuando tienes la bechamel en el horno y le faltan unos grados extra para el gratinado final dando un resultado glorioso y acojonante.
 



Separator

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2019 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.