Behemoth con At The Gates y Wolves In The Throne Room (Madrid)


Behemoth con At The Gates y Wolves In The Throne Room
  Sitio: La Riviera, Madrid
  Fecha: Saturday 19.01.19
  Fecha de la publicación: Martes 05.02.19

  Reseñado por: Garri A.

Comparte este enlace en: Separator

Ante un público expectante y ávido de poder degustar de nuevo el elixir del infierno, y tras haber presenciado un concierto algo descafeinado por parte de At The Gates (por motivos de transporte, no pude llegar a ver a Wolves In The Throne Room), nos encontramos con que la banda a pesar de haber intentado darlo todo y dejarse la piel en el escenario; el sonido y la acústica de la propia sala desgraciadamente no permitieron el desarrollo de toda la potencia de los suecos y su sonido Gotemburgo en sí.

Aún contando con numerosos seguidores posicionados expectantes en las primeras filas, fue imposible explotar todo su potencial melódico deathmetalero, pese a tocar temazos como “Blinded by Fear” o “Cold” lo cual contribuyó a crear un ambiente de decepción generalizada.

Siendo ésta una actuación fugaz, y aunque no pasó desapercibida, tampoco sirvió demasiado para calentar los motores a un público  que esperaba impaciente la actuación de Behemoth, banda estandarte del concierto.

La banda polaca consiguió congregar en la sala a una horda de seguidores de todas las edades, que comprendían desde los fans más modernos de última generación hasta los más nostálgicos y comprometidos seguidores de la trayectoria de esta banda, ya desde sus inicios en el Black Metal en la década de los 90, y desde entonces afincados en un blackened Death apto para oídos menos extremos.

Conociendo el setlist de la gira Ecclesia Diabólica Evropa, muchos de nosotros echaríamos de menos otros temas clásicos, ya que este último álbum es menos potente que su predecesor y gran álbum “ The Satanist”, el cual personalmente tuve el placer de poder degustar íntegro en octubre de 2017 en esta misma sala.

Hacia las 21:15 ya se iban apreciando bajo un telón, parte de los iconos blasfemos de los que iban a hacer uso los polacos, mientras sonaban a modo preparatorio en bucle fragmentos de la intro “Solve”, sin ser el comienzo del espectáculo. Los polacos se hicieron de rogar y los coros sonaron algo repetitivos, bajo mi parecer, ya que contaban con su momento específico al comienzo del show.

No obstante, se fue forjando esa atmósfera ennegrecida deseada por parte de los asistentes.

Puntuales finalmente a las 21:25, mencionada intro y bajo la atenta mirada del público, se dio paso a lo que sería una velada de auténtica descarga de un original blackened Death acuñado en las bases del Black Metal, desde sus trabajos más primitivos de los que ahora no queda ni rastro, estableciendo los integrantes de la banda sus posiciones en el escenario y preparados para lo que sería un espectáculo de despliegue de luces, cañones de humo y pirotecnia básica permitida en la sala.

Comenzando con “Wolves of Siberia” y con un atuendo y parafernalia típica, añadiendo unas máscaras cadavéricas, lo que llegó a desencadenar la euforia del publico con el tema que abre su nuevo álbum, muy contundente pero a la vez demasiado corto.

Sin embargo la voz de Nergal no se acababa de escuchar con toda la rabia esperada y aún no contando ya con el registro brutal de hace una década, el sonido no fue nada acertado; la batería de Infernus sonando más alta, resaltaba por encima del resto de los instrumentos; las guitarras quedaban por debajo, escuchándose con un registro mucho menor y el bajo fue algo que había que adivinar que estaba presente.

Sumado a esto, los coros de Seth y Orion gozaron de más protagonismo que el propio Nergal.

Este desequilibrio sonoro, lamentablemente acompañó toda la trayectoria del concierto, aunque mejoró levemente a lo largo del desarrollo de los temas, sin embargo con una puesta en escena impresionante, llena de efectos, y con un Nergal y Orion muy cercanos al público, jaleándolo en todo momento.

Con “Daimonos” retrocedimos hasta la cara más Death de la banda y gratamente no sería el único tema de su obra “Evangelion” lo cual sería un trago de agua fresca respecto al largo y flojo “I love you at the darkest” y del cual nos esperaban más temas.

Llegaba el turno por fin de uno de los temas estrella de la noche “Ora pro nobis Lucifer” el cual esperaba con ansias y me decepcionó, ya que el punteo junto al estribillo, punto estrella del mismo, no sonó con la claridad y nitidez de su anterior actuación en el mismo escenario, llegando nuevamente la batería de Infernus a amortiguar los elementos claves del mismo.

Después de esta apisonadora, la euforia del publico fue apaciguada con la “balada” y  soporífera “Bartzabel” que aunque ya conocíamos que formaba parte de ese setlist, la gran mayoría hubiéramos preferido cualquier otro tema de su última obra; para ser sincero resulto algo aburrida y cambio el ritmo frenético del show, haciéndolo lento y creando algún que otro bostezo.

"Ov fire and the void" volvió a ponernos a todos en nuestro sitio dando la caña esperada, además de mejorar levemente el sonido,  y haciendo tornar de nuevo el ritmo hacia el inicio y dando paso a uno de los temazos de la noche  muy esperado por parte de todos: "god=dog".

Éste es quizás el mejor tema de su último trabajo, pero por desgracia, una vez más la voz de Nergal no estuvo a la altura, realizando Orion una gran labor que brilló durante toda la actuación.

"Conquer all", volvió a desatar la rabia de los presentes, con el atronador doble bombo de Infernus,  que no dejó a nadie indiferente, dando paso a la aparición de pogos en los sitios menos esperados, y es que, temas como éste, despiertan a la bestia más mansa y dormida.

"Ecclesia diabólica cattolica", hizo una pausa entre tanta brutalidad,  sonando con contundencia, enganchando a los seguidores más actuales  pero sin llegar a estar a la altura del resto de temas. 

Sin duda, los primeros acordes de "Decade of Therion" fueron lo más apoteósico de la noche, despertando cierta nostalgia hacia ese gran álbum "Satanica” ,desde el que ya ha llovido mucho(1999), pero por el que parece que no pasan los años.

Una lástima de nuevo el que la voz de Nergal no consiga llegar ya a tal registro, pero aún así fue el momento culminante de la noche.

"Blow your trumpets Gabriel" tuvo  una cálida acogida por parte de todos,  estando acompañado  de cañones de humo y vapor y creó la atmósfera deseada, dando un notable espectáculo de efectos y compenetración sublime de los miembros entre los componentes de la banda, siendo Seth el gran protagonista y agitador de masas en todo momento.

Volviendo a la brutalidad, "Slaves shall serve" fue todo un golpe de efecto  dejando a toda la sala patas arriba y sirviendo de empuje al resto de la actuación.

De nuevo de Satanica","chant for eschaton 2000"; con ese singular inicio de guitarra, obligó a los presentes más pogueros a ejecutar la danza más salvaje, aunque sin ningún incidente reseñable entre los asistentes y mantenimiento un civismo no siempre visto en otros eventos de esta índole.

Conscientes de que lo bueno se acaba la banda apuró para dar paso a sus dos últimos temas.

El tema "Lucifer", en el cual Orion sorprendió a la audiencia con un original sombrero de plumas muy llamativo, hizo que se ciñeran a una correcta interpretación.

Después de este se dio paso al último tema de la noche "we are the next 1000 years" que sonó con potencia pero sin dar ese gran toque final al cual Behemoth nos tiene acostumbrados de anteriores show; fruto de ello fue el cierre con "Coagvla", y una simulación de percusión por parte de la banda que quedó como una "batucada deathmetalera”  bajo un telón que anunciaba el final de una velada esperada durante meses.

En conclusión, gran concierto pero algo desequilibrado instrumentalmente respecto a su anterior actuación en Madrid, la variedad de temas tuvo su acierto pero también cambios de ritmo a lo largo de la actuación, repasando álbumes como "Demigod", "Satanica" o "Evangelion" y todo ello nos concedió el privilegio de revivir esa época lo cual resultó muy gratificante.

El setlist no fue el más acertado a lo que su nuevo álbum se refiere, pero fue una grata sorpresa poder disfrutar en vivo temas como "Decade of therion", que ya parecían olvidados, y aun dejando varios buenos temas de toda su carrera en el tintero, fue una notable actuación por parte de los polacos.

Bajo mi punto de vista la banda no llegó a alcanzar el sobresaliente, puesto que la equalización no estuvo equiparada con la acústica del recinto pero aun así, y no mejorando su anterior actuación en 2017,sorprendieron con una gran puesta en escena y lograron cautivar al público encajando a la perfección los efectos de humo y fuego simulado con efectos bengala y dejando satisfechos a toda una congregación de fieles adeptos que esperaban una ceremonia blasfema y una puesta en escena pocas veces vista en una sala madrileña, más aun tratándose de una banda de este género. 

Behemoth demuestra una vez más que sigue en plena evolución y nos hace estar esperando a que regresen pronto por tierras madrileñas, esta vez con un setlist que haga un justo repaso a toda su trayectoria profesional.



Separator

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2019 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.